¡A un mes de terminar el verano! Sigamos con los cuidados para tu pequeño

Y sí, como lo leíste, aún nos queda un mes para seguir disfrutando del verano, suficiente tiempo para seguir previniendo el cuidado de tu bebé. Y es que, aunque los días soleados y lindos al aire libre, son la mayor alegría para los pequeños, puesto que propician innumerables momentos de esparcimiento y diversión, también es determinante mantener una serie de cuidados durante este tiempo.

Toda mamá tiene que saber que en cada estación del año, además de elegir el precioso guardarropa que usará nuestro bebé durante cada una de las temporadas, también habrá que tomar los cuidados pertinentes para cada una de ellas.  Por eso, en este artículo, te compartiré los cuidados de verano, con el fin de que evites las consecuencias del calor, combinado con una exposición solar durante prolongados periodos de tiempo.

En resumen, por un lado, el sol emite radiaciones solares que pueden ser muy perjudiciales para los niños, ocasionando quemaduras (enrojecimiento o ampollas). Por otro lado, las altas temperaturas pueden derivar golpes de calor y deshidratación, e incluso enfermedad cutáneas severas.

2244594614_cf63f53028_o.jpg
Photo credit: Petrov

Te entiendo si el sol de verano es uno de los causantes de tu dolor de cabeza, o tu molestia cada que sales de vacaciones con tu bebé, ya que las insolaciones y quemaduras solares son cada vez más comunes.

El horario aconsejable para la exposición al sol, es antes de las 10 y después de las 16, incluso en días nublados.

 Pues los rayos ultravioletas penetran las nubes y provocan quemaduras en la piel severas. Recuerda que tanto el efecto acumulativo del sol como la exposición intensa por períodos cortos, predisponen al cáncer de piel. No lo expongas.

Los especialistas recomiendan no exponer bebés menores de seis meses al sol puesto que pueden sufrir quemaduras y golpes de calor muy fuertes. Después de haber cumplido 6 meses tu bebé, puedes comenzar a aplicar protectores solares, con un gran porcentaje de protección. Debes distribuir la crema solar a lo largo del cuerpo del bebé, incluidas cara y orejas, media hora antes de exponerlo al sol. Los expertos además aconsejan volver a colocarlo cada dos horas, o bien, cada vez que el niño se moje. Es fundamental que se aplique un protector y que se controle el tiempo de exposición de los niños al sol.

También puedes evitar quemaduras si utilizan camisetas para protegerse del sol.  Los rayos solares se reflejan en el agua, así que tendrás que tener más precaución cuando vayas a la playa y a la alberca, para evitar una posible lesión ocular, así que, podrías aprovechar el momento para un par de fotos y ¡ponerle gafas a tu pequeño!.

719893444_a0abefc154_o.jpg
Photo credit: Pixydust8605

Durante esta temporada de calor, los niños también están propensos a una deshidratación, sobre todo cuando tienen alguna actividad física, o sea, casi todo el tiempo. Por eso, los médicos sugieren que tienen que hidratarse mucho, preferiblemente con agua o sales de rehidratación oral. Si el bebé aún se alimenta a pecho, no es necesario darle líquido, en tal caso es muy importante que tú mamita, consumas muchas frutas y verduras, además de beber al menos dos litros y medio de agua por día, tampoco queremos que tú te deshidrates.

Otro de los cuidados que debes saber, es la prevención de picaduras de mosquito, y es que, imagina si para nosotras son horribles e incómodas las picaduras, para tu pequeño serán peor. Te sugiero preguntar a tu pediatra qué tipo de repelentes puede usar tu bebé para que de igual manera se prevenga alguna alergia o mala reacción a este tipo de crecimiento y de haber ganado los mosquitos la batalla, ten a la mano siempre alguna crema con antihistamínicos para aliviar la picazón.

Uno de los cuidados de verano que a veces muchos adultos dejamos pasar por alto, pero que tiene la misma importancia que los anteriores, son los casos de infecciones por hongos (micosis) que afectan la piel, las uñas y las mucosas.

7735817234_ef4014f97e_o.jpg
Photo credit:Frank Guido

Para prevenir esto, te daré los siguientes recomendaciones:

  • Que tu pequeño use siempre calzado para caminar por el borde de piscinas o en las duchas públicas, que no se te pase ni por un momento, ya que puede ser más peligroso de lo que crees.
  • Enséñale al niño a mantener una buena higiene en los pies y orejas, y asegúrate de secar bien entre los dedos y detrás de las orejas.
  • Que el calzado del niño favorezca la ventilación de los pies.

Para finalizar con los cuidados de verano para tu pequeño, es primordial la extrema vigilancia de tu parte o de otro adulto responsable, mientras juega tu bebé o mientras esta en el agua o cerca de ella. Considera que los niños pueden ahogarse en pocos  centímetros de agua, hasta en una alberca inflable. Hace muchos años viví un par de experiencias terribles, que no se le desean a nadie. Los accidentes están a la orden del día, y vivirlo con mi hermanito y mi primo, han sido de las imágenes que recordaré por siempre.

5950310270_6281a38075_o.jpg
Photo credit: Hown design

 

Por eso asegúrate de que la alberca, la piscina o la bañera queden vacías luego de utilizarlas, no olvides sacar los juguetes que se hayan quedado dentro, pues algunos accidentes se originan cuando el niño regresa al lugar en busca de sus pertenencias que quedaron flotando en la misma.

 

Anuncios

Escrito por

¡Hola! Soy Yara. Comunicóloga y Maestra en en Dirección y Gestión de Instituciones Educativas por profesión, y claro, blogger por diversión, amante de la buena risa, las aventuras, la lectura y el café. Me fascina bailar, y por supuesto, hablo hasta por los codos. Soy mexicana y soy muy creativa. Tengo 24 años y estoy comenzando con este rinconcito diseñado totalmente para ti mamita, te preguntarás ¿Por qué? … Sencillo, desde pequeña el tema de los niños y la maternidad han sido algo fascinante en mi vida, he tenido la fortuna de convivir todo el tiempo con los niños, en el trabajo y en casa, de analizarlos, comprenderlos, escucharlos y conocerlos, y no cabe duda que jamás dejarán de sorprenderme. El amor que tengo por los pequeños y lo mucho que han aportado a mi vida profesional y personal ha sido un parteaguas en mi camino. No soy la mejor maestra del mundo, conozco a alguien que si lo es (mi mamá), tampoco soy la voz de la razón, pero me dedico al sector de la comunicación y la educación y como sabemos, la información es poder. Así que si buscas a alguien que resuelva tus dudas, comparta sus experiencias, alguien que te inspire confianza y que tras su experiencia y conocimiento aborde temas de tu interés, déjame decirte mamita que estás en el lugar adecuado. ¿Me acompañas?

Un comentario en “¡A un mes de terminar el verano! Sigamos con los cuidados para tu pequeño

Deja un comentario