¡Hora de Gatear! Todo lo que necesitas saber sobre el gateo

En este artículo les platicaré un poco sobre ese tema tan polémico que surge entre todas las mamás acerca del gateo: “Mi hijo no quiere gatear”. Suele ser el comentario más común entre los padres cuyos bebés ya alcanzaron la edad y madurez para el gateo, pero no gatean.

Existe la creencia generalizada de que el gateo puede darse o no, y de que las condiciones necesarias para que se dé son una especie de misterio que no depende de nosotras. Pero es un error. Las condiciones sí dependen de nosotros. Los estudios demuestran que la mayoría de los niños pueden gatear siempre y cuando existan las condiciones adecuadas, con condiciones hablo de: un medio donde hacerlo y un motivo.

2839828469_51f2ecaf23_o
Photo credit: ThomasLife

 

El gateo es una parte importante del desarrollo de tu bebé, ya que este le dará las primeras herramientas para comenzar a desarrollar sus habilidades motoras y estimular  el crecimiento y madurez.

Dentro de los beneficios que conllevan que tu bebé gateé están los siguientes:

  • Toma de decisiones: Por supuesto que sí. El bebé tomará decisiones. Pasar por debajo de una silla, de una mesa o de algo que puede lastimarlo, será parte de esta habilidad que irá desarrollando.
  • Descubrir la profundidad: Este beneficio es muy importante, ya que desde tus brazos mamita el no alcanza a comprender el concepto de “profundidad”, así que el gateo es un buen momento para que este a su alcance todo lo que le rodea, aprenda a ver de cerca y ver de lejos, etc.
8011444240_e482794448_o
Photo credit: 
  • Límites: Serán parte de tus dolores de cabeza yo lo se, pero es necesario que cuando tu bebé pase por esta etapa tu atención permanezca al 100% porque les estamos abriendo las puertas a un universo totalmente desconocido para ellos, así que si tu marcas bien los límites tu pequeñito entenderá las consecuencias y será difícil que lo vuelva a hacer. Pero te recomiendo nunca quitarle los ojos de encima y alejar todas aquellas cosas que pudieran ocasionarle daños mayores: espejos, cuchillos, latas, escaleras, etc.

 

  • Nuevas emociones: Imagínalo así. Un universo a sus pies. Por supuesto que le provocara emoción, desesperación, ansiedad, alegría y por qué no, incluso miedo. Pero mientras más se enfrente a ellas con tu ayuda, podrá manejarlas de la mejor manera.

¿Cuál es la edad indicada?

Seguramente tu bebé pueda empezar a gatear poco después de ser capaz de sentarse bien, sin necesitar ningún apoyo, sosteniendo erguida la cabeza (mas o menos sucede a los 8 meses). Luego de ahí, músculos como sus brazitos, piernas, así como los de la espalda tendrán más fuerza para evitar que al momento de impulsarse con manos y rodillas, el bebé pueda caer al piso.

4218604703_b98336fc7d_o.jpg
Photo credit: Carbon NYC

 

Irá aprendiendo gradualmente, no lo obligues, solo estimula las condiciones ( medio y motivo) es una transición un poco complicada para ellos, necesitan de mucha autoestima y auto confianza, ya que pasarán de estar siempre en una postura con dependencia total a tener un poco de libertad de movimiento por su cuenta.

 A medida que lo vaya haciendo mejor, aprenderá a pasar de la postura de gateo a la sentada.

¿Cómo ayudar a tu bebé a gatear?

Recuerda que para hacer del gateo una experiencia diferente e inolvidable para tu bebé se necesitará bastante de tu ayuda.

100009290_259547ace6_o
Photo credit: Djuliet
  • Tiempo de pancita. Para empezar, y antes de que tu bebé empiece a gatear, ponlo por ratos y varias veces al día sobre su pancita para que juegue y comience a ejercer fuerza en los músculos por su cuenta.
  • Dale incentivos para moverse. La mejor manera de animarle a gatear (igual que para que aprenda a alcanzar y agarrar cosas) es colocar juguetes y otros objetos que el bebé pueda desear, incluso puedes ser tú mamita, un incentivo para tu bebé.
  • Seguridad. Un bebé que ya gatea puede meterse en muchos problemas. Cerciórate de que tienes la casa adaptada para niños. Es muy importante que coloques puertas en todas las escaleras, como te mencionaba pueden ser un gran peligro en esta y en muchas otras etapas. No olvides tapar los enchufes, existen protectores que se insertan en los orificios de los contactos para evitar algún accidente, así como protectores para las esquinas de las mesas.

Muchos bebés suelen gatear entre los 6 y los 10 meses, sin embargo debemos entender que cada niño es un mundo diferente, no existe edad a ciencia cierta para que tu pequeño gateé, o probablemente nunca lo haga y pasando los 12 meses tenga que buscar la manera de ejercer fuerza en piernitas para apoyarse y comenzar a levantarse para caminar.

32890584381_a4795a522b_o.jpg
Photo credit:  donnierayjones

Sin embargo si ves que, cumplido un año, tu pequeñito no hace intento por gatear, o no muestra interés en tener algún tipo de movilidad, o no ha aprendido a utilizar sus manitas y pies de manera coordinada, será necesario que se lo hagas saber a tu pediatra en su próxima visita.

Una vez que el bebé ande a gatas sin ningún problema, lo único que le faltará para adquirir completa movilidad será aprender a caminar, pero ese mamita, ya será otro boleto.

 

 

Anuncios

Escrito por

¡Hola! Soy Yara. Comunicóloga y Maestra en en Dirección y Gestión de Instituciones Educativas por profesión, y claro, blogger por diversión, amante de la buena risa, las aventuras, la lectura y el café. Me fascina bailar, y por supuesto, hablo hasta por los codos. Soy mexicana y soy muy creativa. Tengo 24 años y estoy comenzando con este rinconcito diseñado totalmente para ti mamita, te preguntarás ¿Por qué? … Sencillo, desde pequeña el tema de los niños y la maternidad han sido algo fascinante en mi vida, he tenido la fortuna de convivir todo el tiempo con los niños, en el trabajo y en casa, de analizarlos, comprenderlos, escucharlos y conocerlos, y no cabe duda que jamás dejarán de sorprenderme. El amor que tengo por los pequeños y lo mucho que han aportado a mi vida profesional y personal ha sido un parteaguas en mi camino. No soy la mejor maestra del mundo, conozco a alguien que si lo es (mi mamá), tampoco soy la voz de la razón, pero me dedico al sector de la comunicación y la educación y como sabemos, la información es poder. Así que si buscas a alguien que resuelva tus dudas, comparta sus experiencias, alguien que te inspire confianza y que tras su experiencia y conocimiento aborde temas de tu interés, déjame decirte mamita que estás en el lugar adecuado. ¿Me acompañas?

Deja un comentario