Impacto de la música en la primera infancia

Desde que nacemos, e incluso antes de nacernos vemos rodeados de música; la melodía en la voz de nuestra mamá, las canciones de cuna y arrullo que nos canta la abuela, pasando por los juegos de papá y esas primeras tonadas que nos aprendemos de los anuncios de la radio o la televisión.

Las experiencias musicales en la primera infancia, la cual va de 0 a 6 años, tiene un impacto profundo en múltiples escenarios para tu pequeñito desde las relaciones afectivas y familiares hasta las habilidades comunicativas verbales y no verbales pasando por el aprendizaje y conocimiento del mundo y terminando en el desarrollo de habilidades motoras y el fortalecimiento cognitivo.

Lo mejor de todo es que dicho impacto no se detiene cuando termina esta etapa, al contrario, se expande. Las experiencias musicales para los niños,  son posibilidades inmensas de conocimiento, transformación y auto-crecimiento que continúan y se fortalecen en cualquier etapa de la vida humana.

Mozart fue un genio, y lo demostró desde pequeño. A sus 4 años de edad tocaba el clavicordio y componía pequeñas obras, tenía memoria prodigiosa y una capacidad increíble para improvisar.

7817336296_cf0879ba3a_o.jpg
Photo credit: Oliver Quinlan

De hecho, en estos tiempos contemporáneos, es recomendable que los padres pongan a sus hijos música de este compositor, para lograr el “efecto Mozart” y estimular el desarrollo del cerebro del pequeño. Efectivamente esto no hará que se convierta en un genio, pero sí está comprobado que la música tiene una estrecha relación con el desarrollo cognitivo, de las destrezas psicomotrices, emocionales y sociales de los niños.

Hay muchos estudios que lo demuestran. Por ejemplo, a finales de 2017, la revista de la Sociedad Internacional para la Educación Musical publicó el artículo “Beneficios del entrenamiento musical en el desarrollo infantil, una revisión sistemática”. En dicho artículo, investigadoras argentinas aseguran que la educación musical en preescolar ha experimentado en las últimas décadas una mayor relevancia en el ámbito global.

8440712970_465bec9129_o.jpg

Por eso mamita, con tan solo motivar a tu pequeño a aprender a tocar un instrumento musical durante su niñez, estimulará su desarrollo cognitivo, además de que conduce a la mejora de las habilidades en una variedad de áreas extra-musicales, como las verbales y espaciales, el pensamiento lógico-matemático y el rendimiento del coeficiente intelectual, según el estudio de la Sociedad Internacional para la Educación Musical.

La música es el lenguaje universal. Sin importar la nacionalidad, una buena melodía es algo que todo el mundo puede disfrutar, entender y sentir y qué mejor que transmitirlo a nuestros hijos.

La música es usada como terapia en salas de hospitales para calmar a bebes prematuros. En guarderías, créeme que es una herramienta clave que va desde, fijar horarios, porque sí, desde bebés comprenden que al iniciar cierta melodía es hora de comer, es hora de dormir, de que la maestra lea un cuento, o incluso hora de jugar, hasta estimular sus ganas de expresarse y de hacerse entender.

Los estudios sobre la escucha musical confirman que, en el primer año, el bebé analiza los estímulos sonoros, y se siente atraído por los cambios de las estructuras armónicas y rítmicas, predisponiéndose para aprenderlas, o sea, justamente lo que sucede con el desarrollo de su lenguaje.

Por eso, para estimular a tu bebé correcta y continuamente debes convertir a la música en un miembro más de nuestra familia. En casa puedes:

5362778675_1f3d3d9ab5_o
Photo credit: superUbO
  • Cantar mientras lo bañas, nombrando las partes de su cuerpo, y verás como en menos de lo que piensas, comenzará a identificarlas con solo mencionárselas.
  • Jugar con canciones.
  • Poner música para bailar libremente.
  • Escuchar música tranquila mientras el bebé come, y con una canción ir nombrando los alimentos que va comiendo.
  • Cantar o tararear melodías sencillas, sin decir palabras.
  • Cantar y arrullar a tu bebé en la noche, acompañándose de una melodía tranquila y suave.
  • Aplaudir con un pulso constante acompañando una canción, para esto las mujeres mexicanas somos todas unas triunfadoras.

En general, los expertos coinciden en destacar que los estímulos musicales constituyen una especie de nutrición para el cerebro, y que la sensibilidad que se desarrolla en el niño para la música puede tener efectos positivos sobre la concentración, atención y memoria, a corto, mediano y largo plazo.

Entre otros de los beneficios que la música puede aportar a tu pequeñito, te comparto los siguientes:

  1. LOS AYUDA A SOCIALIZAR

Tocar un instrumento ayuda a los niños a perder la timidez.

5652967714_35197a6227_o.jpg
Photo credit: Casa de América

Los que tocan un instrumento individual o en grupo, aprenden a relacionarse con otros pequeños, a trabajar en equipo y desarrollar una disciplina y una competencia tan sana, que años más tarde agradecerás.

 

   2. APRENDEN A SER ATENTOS

Es muy importante enseñar a tu pequeño a saber escuchar y alcanzar buenos niveles de atención y retención. Los humanos estamos codificados a ser sensibles a los patrones del sonido.

La sensibilidad permite que la música incentive la comunicación y la imaginación de los niños en la primera infancia. Nos enseña a poner atención y escuchar activamente. Y estoy segura que si ya eres mamá, ya te diste cuenta de éste punto, porque tu pequeño ya se sabe todas las canciones de la Granja de Zenón y la Gallina Pintadita, identificando perfectamente en qué momento aparecerá cada personaje y la acción que realizará.

3. PROMUEVE Y TRANSMITE CULTURA

Sé que te identificarás mucho con este punto; ya que estamos en la lucha contante de trasmitirles a las nuevas generaciones canciones de nuestra época, de tu época, canciones que nos traen buenos recuerdos, como Cri-Cri, o qué tal Tatiana, la casa de Paty Lu, entre muchas otras. Y la música, es un medio perfecto, para transmitir la cultura de generación en generación.

6023268510_7e7d5e9ee4_o
Photo credit: Philippe Put

Personalmente, creo que la música para nuestros niños, es un vínculo, un cohete a la exploración vocal, al uso de la imaginación y de la creatividad. A los niños les encanta inventar canciones, armar representaciones e intercambiar con otros, favorece su socialización en los vínculos primarios, como posteriormente el intercambio con niños de su edad, y tú puedes mostrarle ese camino. La música está en todas partes: en un gesto, un movimiento, una voz, una palabra. En la vida de los bebés, la música está presente en cada uno de sus procesos de crecimiento, desde que está en el vientre materno de hecho, y da lugar a infinitas manifestaciones: sociales, emocionales y de aprendizaje.

La riqueza, variedad y cantidad de la experiencia musical de un niño en la primera infancia influirá en su potencial y musicalidad por el resto de su vida (Levinowtiz, 2003).

2842674763_9c098bc326_o.jpg
Photo credit: Anke L

Tú mamita, papá, hermanos, abuelitos, niñeras y familiares que comparten la mayor parte del tiempo con los pequeños, sin darse cuenta, están siendo sus primeros maestros de música. Por esta razón, todos debemos aprender a divertirnos con la música, el canto y el movimiento, comunicarlo de manera simple y directa a nuestros niños.

Te aconsejo que cuides en todo momento del entorno musical que le estás transmitiendo a tu bebé, pon atención al tipo de música que escuchas o escuchan en casa cuando está presente, los niños en la primera infancia, son como unas esponjitas, van absorbiendo todo lo que reciben de la gente que les rodea, en especial de ti. Para mi no es gracioso ver como un pequeño de 2 años disfruta de escuchar Reggaetón, en qué pensamos mamitas, cuando exponemos a nuestros niños a ese estilo de música, y no, no lo denigro ni mucho menos, yo llevo una rocola dentro, así que, canción que me pongan seguramente me la sabré, pero claramente el reggaetón NO es música adecuada para los niños. 

3326808144_624f2cb8d1_o.jpg
Photo credit: lindsayshaver

Lo cierto mamita, es que, somos seres musicales, y con esto no quiero decir que somos músicos profesionales, pero cada día tenemos múltiples experiencias musicales que acompañan, definen, y dan sentido a nuestra cotidianidad, a nuestras relaciones , e incluso a nuestra vida. La canción que estas escuchando en este momento, la canción que escuchas mientras cocinas, aquél tema que siempre mueres por cantar en un karaoke, las canciones de cuna, esa canción que nos lleva a un viaje memorable, o la del programa que veías cuando eras niña y por supuesto, la que nos encanta bailar en las fiestas. Nos encontramos rodeadas de música en todo momento, y escucharla, sentirla y vivirla junto a tu pequeño, será algo  indescriptible.

¡Haz que se enamore de la música!

 

 

Anuncios

Escrito por

¡Hola! Soy Yara. Comunicóloga y Maestra en en Dirección y Gestión de Instituciones Educativas por profesión, y claro, blogger por diversión, amante de la buena risa, las aventuras, la lectura y el café. Me fascina bailar, y por supuesto, hablo hasta por los codos. Soy mexicana y soy muy creativa. Tengo 24 años y estoy comenzando con este rinconcito diseñado totalmente para ti mamita, te preguntarás ¿Por qué? … Sencillo, desde pequeña el tema de los niños y la maternidad han sido algo fascinante en mi vida, he tenido la fortuna de convivir todo el tiempo con los niños, en el trabajo y en casa, de analizarlos, comprenderlos, escucharlos y conocerlos, y no cabe duda que jamás dejarán de sorprenderme. El amor que tengo por los pequeños y lo mucho que han aportado a mi vida profesional y personal ha sido un parteaguas en mi camino. No soy la mejor maestra del mundo, conozco a alguien que si lo es (mi mamá), tampoco soy la voz de la razón, pero me dedico al sector de la comunicación y la educación y como sabemos, la información es poder. Así que si buscas a alguien que resuelva tus dudas, comparta sus experiencias, alguien que te inspire confianza y que tras su experiencia y conocimiento aborde temas de tu interés, déjame decirte mamita que estás en el lugar adecuado. ¿Me acompañas?

Un comentario en “Impacto de la música en la primera infancia

Deja un comentario