¿Qué siente mi bebé en el vientre?

Desde el primer momento que sabes que serás mamá, te preocupas por tu bebé, y bastan unos minutos para que tu vida cambie por completo. El amor de una madre es sin duda uno de los sentimientos más fuertes que pueden existir en el universo, por eso mientras el embarazo transcurre, las mujeres podemos lograr una conexión tan fuerte y poderosa con el bebé que pocas cosas en el mundo se le podrían comparar.

Y seguramente una de las mil preguntas que te haces al inicio del embarazo es ¿Qué siente mi bebé dentro de mi?. Bien, continúa leyendo para que tú misma lo descubras.

Hoy, gracias a la ciencia y a la tecnología, sabemos más acerca de lo que hace y siente el feto dentro del útero. Y la verdad es que es una cosa sorprendente, ya que el vientre materno es un espacio para el bebé rico en sonidos, vibraciones emocionales transmitidas por la mamá, olores, sabores y, también, aunque en menor medida, radiaciones luminosas.

Las señales que le llegan al bebé por el vientre de mamá se activan y dan forma al sistema nervioso central, de esta manera les permite experimentar e imaginar sensaciones indispensables para establecer una asociación con la madre. Debes saber que desde el primer momento se genera una conexión irrompible mama e hijo.

33114071520_74908ddf13_o.jpg
Photo credit: dMadPhoto

¿Es verdad que siente mis emociones?

Por supuesto que es cierto, dentro de la pancita, los bebés pueden experimentar las emociones que está sintiendo su mamá. Esto sucede porque el cuerpo libera distintas hormonas con cada sentimiento.Cuando estés feliz, tu organismo se llenará de endorfina y seratonina. En cambio, si por el contrario, estas nerviosa, triste o estresada, aumentará tu presión cardíaca y también la del feto. Por eso, es muy importante que pases un embarazo tranquila y evites situaciones de estrés.

¿Sienten las caricias a través de la pancita?

15571490429_31ffec879f_o.jpg
Photo credit: dMadPhoto

 

Sí, y te lo escribo con una sonrisa enorme en el rostro, es increíble lo sé, pero los bebés sí sienten las caricias y no solo las tuyas, después de la semana 20, el bebé comenzará a abrir paso a la sensibilidad al tacto. Por eso puedes dejar que te acaricien la pancita, ya que también estarán mimando a tu bebé.

¿Escuchan?

No te avergüences, todas estas preguntas son normales a la hora de saber que serás mamá, y sí, también escuchan, por supuesto tiene que ver mucho que están dentro del útero, flotando en líquido amniótico, y eso digamos que disminuye un poco la claridad de lo que escuchen.

Los estudios científicos revelan que el feto puede percibir sonidos procedentes de la madre o del exterior desde la semana 16 de embarazo, aunque los oídos no se desarrollan completamente hasta el sexto mes de gestación.

A partir del momento en el que empiezan a oír, los bebés se centran continuamente en el latido del corazón de mamá, la palpitación de las arterias y, cuando se producen, los ruidos de las “tripas”, la voz de la mamá sin duda alguna y en menor medida lo que sucede en el exterior.

 

 

Por ello, te lo confirmo, hablarle a tu bebé cuando está dentro del vientre, favorece su desarrollo neuronal y emocional; en ese sentido, contribuye de modo definitivo a estrechar los vínculos afectivos entre madre e hijo. Son tan importantes y tan reales los beneficios de que tu bebé escuche desde que está en tu pancita, que dentro de las primeras fases intrauterinas, comienza a jugar con su cuerpo al ritmo de tu voz y de tus susurros.
De esta forma, gira su cuerpo, juega con sus manos, flexiona sus rodillas, salta y patalea dentro de un ambiente lleno de felicidad y de goce que contribuye enormemente a su desarrollo cognitivo y emocional.

5252144919_45ed4c4402_o
Photo credit:  Leo Stern Photo and Design

En este sentido, tu voz  puede eliminar el estrés y la ansiedad del bebé, recordemos que se encuentra en un ambiente inhóspito, especialmente en las últimas fases del embarazo, cuando sufre debido a su tamaño y a la presión en las arterias uterinas, que dificulta el paso del oxígeno a su pequeño cerebro.

Protégelo de sonidos invasivos y escucha música para estimularlo y relajarlo.

Otro hallazgo por el que debemos agradecer a la tecnología y a la ciencia, es el descubrimiento de que los bebés en el vientre materno duermen o permanecen inactivos la mayoría del tiempo por los movimientos de sus ojos y músculos. Identificaron dos estados: el sueño con reacción ocular donde el cerebro del bebé trabaja y el sueño sin reacción donde se supone que descansa. Estos ciclos cambian cada 20-40 minutos. Entonces, podríamos decir que muchas de las veces que le hables o lo mimes, tu bebé estará durmiendo.  Entonces, puedes aprovechar todos los momentos que sientas esas pataditas y movimientos para consentirlo, porque definitivamente te está sintiendo, y escuchando.

Además de dar pataditas, los bebés viven muchas aventuras en el vientre de su madre.

Relaciones Sexuales

29532967968_e1f1746aa3_o.jpg
Photo credit: Schynts Photography

Un tema de bastante interés para muchas mujeres. ¿Puedo tener relaciones sexuales si estoy embarazada?, es una pregunta muy frecuente. La respuesta es SÍ, cuando mantienes relaciones sexuales durante el embarazo, tu bebé no se ve afectado en absoluto. En realidad, no percibe cuando se produce la penetración pero sí cuando llegas al orgasmo porque tu cuerpo se contrae y las contracciones se reproducen en el útero. Pero, tranquila, son muy leves y no dañarán a tu bebé.

¿Saborea los alimentos contigo?

Por más trabajo que cueste creerlo, sí los bebés también perciben los sabores de la comida desde que están en el vientre; lo sé, es algo maravilloso, pueden empezar a hacerlo a partir de la semana 12 aproximadamente. Claro, no tiene completamente desarrolladas sus papilas gustativas, pues es algo que tiene que hacer fuera del vientre, pero estudios arrojan que sí distingue entre lo dulce y lo amargo.

Algunas investigaciones han querido llegar un poco más al fondo de esto. En uno de estos intentos, tomaron un grupo de mamás, les pidieron que tomaran jugo de zanahoria constantemente y las separaron de un grupo igual de mamás embarazadas pero que no tomaron el dichoso jugo.  Después de que sus pequeños nacieron y llego la etapa de la alimentación, se les pidió que diluyeran el cereal del bebé en jugo de zanahoria. Para su sorpresa, los bebés de las mamás que consumieron el jugo, sin ningún problema, se tomaron el alimento, sin hacer ningún tipo de gesto de disgusto; mientras que, los bebés de las madres que no tomaron el jugo se extrañaron ante el sabor, e hicieron los típicos gestos de un bebé al probar un alimento nuevo.

Fue así como se pudo comprobar que desde el vientre materno, los bebés son capaces de reconocer los sabores de los alimentos que consume mamá

43314521222_0f19aa0763_o.jpg
Photo credit: Carlos Velayos

 

 

Por último, y después de todo lo que ya leíste, puedes creértela, tu bebé si siente dentro de tu vientre, más de lo que imaginas; por eso me atrevo a recomendarte que hagas lo posible por llevar un embarazo tranquilo, disfruta tu momento, no siempre tendrás solo para ti a ese ser tan pequeño, puedes apoyarte con técnicas de relajación, una alimentación saludable, caminatas al aire libre, una vida social activa y sobre todo rodearte de gente positiva , esas son algunas de mis sugerencias para que puedas transmitirle tranquilidad y mucho amor al bebé que viene en camino.

Anuncios

Escrito por

¡Hola! Soy Yara. Comunicóloga y Maestra en en Dirección y Gestión de Instituciones Educativas por profesión, y claro, blogger por diversión, amante de la buena risa, las aventuras, la lectura y el café. Me fascina bailar, y por supuesto, hablo hasta por los codos. Soy mexicana y soy muy creativa. Tengo 24 años y estoy comenzando con este rinconcito diseñado totalmente para ti mamita, te preguntarás ¿Por qué? … Sencillo, desde pequeña el tema de los niños y la maternidad han sido algo fascinante en mi vida, he tenido la fortuna de convivir todo el tiempo con los niños, en el trabajo y en casa, de analizarlos, comprenderlos, escucharlos y conocerlos, y no cabe duda que jamás dejarán de sorprenderme. El amor que tengo por los pequeños y lo mucho que han aportado a mi vida profesional y personal ha sido un parteaguas en mi camino. No soy la mejor maestra del mundo, conozco a alguien que si lo es (mi mamá), tampoco soy la voz de la razón, pero me dedico al sector de la comunicación y la educación y como sabemos, la información es poder. Así que si buscas a alguien que resuelva tus dudas, comparta sus experiencias, alguien que te inspire confianza y que tras su experiencia y conocimiento aborde temas de tu interés, déjame decirte mamita que estás en el lugar adecuado. ¿Me acompañas?

Deja un comentario