¿Mascotas en casa con mis hijos? – Más beneficios que riesgos

Como muchas mamás, es probable que muy a menudo pienses en desarrollar y estimular los lazos de amor y lealtad de tu pequeño con los animalitos: perros, gatos, peces y otros tantos que se pueden tener en casa, sin embargo es importante que tengas en cuenta todas las recomendaciones, que te cerciores de que tu bebé tenga la edad indicada para tener y convivir con una mascota, y qué tipo de mascota es la ideal para formar parte de tu hogar.

La decisión de llevar una mascota a la familia es ante todo, un acto de mucha valentía y responsabilidad y a pesar de ello, la gran mayoría de las personas que tienen hijos que conviven con mascotas, aseguran que es una de las elecciones más positivas que han tomado en su vida.

Y no es para menos: el hecho de incorporar una mascota en la vida familiar tiene un sinfín de ventajas que pueden resumirse en una mejora de la salud emocional y física de todos sus miembros, además de enriquecernos como sociedad, al mismo tiempo que lo transmitimos a nuestros hijos.

Los beneficios que aporta una mascota a los niños son innumerables. En general, la compañía de un animal mejora la calidad de vida de todo ser humano, aumenta la longevidad, preserva el equilibrio físico y mental, facilita la recreación, reduce el estrés y disminuye el índice de depresión en general.

warren-t.jpg
Photo credit:  Warren T

La mayoría de los niños, aman tener un animal en casa porque lo ven como un juguete más, que se mueve y hace cosas por sí mismo. Por eso es importante enseñar a nuestros pequeños a tratar a los animales con cuidado y respeto haciéndoles ver que un perro o un gato no son un juguete sino que son seres vivos y por lo tanto, necesitan cuidados como todos nosotros, por ejemplo, la higiene.

Está clarísimo, que una mascota, por más que nos resistamos, siempre llegará a llenar nuestro hogar de alegría, pero también , cuando se adopta una mascota, (siempre es mejor adoptar que comprar) y al fin se le da un hogar, muchas familias no piensan  la responsabilidad que conlleva tener una mascota en casa y los beneficios increíbles que aporta en los niños (y también en los adultos).

Si, así es, tener una mascota en casa, en los niños juega un rol aún más importante que en el de un adulto, porque también contribuye en su desarrollo educativo y social, ya que los obliga a asumir responsabilidades a su corta edad, aumenta su autoestima y, en la mayoría de los casos, mejora la integración de la familia. Además, los animales fomentan la responsabilidad y el respeto a los demás, desarrollan la capacidad de cuidar de alguien y también provocan sentimientos de competencia y seguridad, dos sentidos a desarrollar en el ciclo de la vida que son tan necesarios para conseguir un correcto equilibrio emocional en el niño.

Gudlyf .jpg
Photo credit: Gudlyf

Dentro de los principales increíbles beneficios que le puede aportar tener una mascota a tu pequeño, te comparto los siguientes:

Transmiten valores

Son seres vivos, los animales aportan muchos valores a los pequeños, valores que en ocasiones los mismos adultos olvidamos de transmitir. Valores como la empatía, el amor incondicional, el respeto, responsabilidad, compasión, pero sobre todo: lealtad, son valores que los niños aprenderán gracias a sus mascotas.

Reduce el estrés en los niños

Las mascotas pueden ayudar a un buen desarrollo de la autoestima de los niños mediante la reducción del estrés y los sentimientos de ansiedad. Así lo revela un estudio de la Universidad Estatal de Nueva York en Buffalo, publicado en la revista Psychosomatic Medicine.

Acariciar o jugar con su mascota, puede resultar mejor medicina para un niño, que las pastillas, terapias y técnicas de todo tipo.

Menos riesgos de asma y alergias

Los niños que crecen con mascotas desde pequeños, tienen menos posibilidades de padecer alergias y asma; debido a que, al estar expuesto al pelo de los animales desde muy temprana edad, el cuerpo desarrolla inmunidad ante estos agentes externos.

Sistema Inmunológico más fuerte

8036579516_33f84065ee_o.jpg
Photo credit:  1936matt

Habitualmente y me incluyo en ello, pensamos que es mejor prevenir las alergias excluyendo al animal del hogar, pero en los últimos años, se ha visto que esto no es del todo cierto.

De acuerdo a una investigación publicada en la revista Pediatrics, los niños que conviven con mascotas, como perros y gatos, tienen menos posibilidades de sufrir infecciones de oído y sufren menos enfermedades respiratorias.

Según los investigadores, al estar cerca de un perro o un gato, el sistema inmunológico de un niño se vería estimulado y maduraría más rápido durante su primer año de vida, en comparación con el resto de los niños que no conviven con mascotas.

Para confirmar estos datos los investigadores estudiaron a 397 niños que crecieron en hogares con perros y gatos y descubrieron que estos niños eran un 30% menos propensos a mostrar síntomas respiratorios infecciosos como tos, rinitis y fiebre y tienen un 50% menos de probabilidades de sufrir infecciones de oído.

Además concluyeron que, de sufrir infecciones, estás duraban menos y eran menos intensas.

 

Sensación de seguridad

15359157698_a23f2bfcbc_o
Photo credit: Edu Alpendre

Las mascotas no son críticos, nunca te darán órdenes y a diferencia del ser humano, la verdad es que saben perdonar rápido.

Si se es cariñoso con ellos, los animales siempre corresponderán de la misma manera y su presencia en casa ayuda a que los niños sientan gran seguridad y apego.

 

Reducen la agresividad

Existen estudios que arrojan, que tanto perros, gatos y conejos,  pueden ayudar a niños hiperactivos o demasiado agresivos a estar más tranquilos. Por supuesto mamita, para que esto ocurra tanto el perro como el niño deberán ser educados adecuadamente para que se comporten de forma correcta con los demás.

Por lo tanto, cuando los niños juegan con sus mascotas, éstos pueden ser una fuente de calma y relajación, así como un estilo para el cuerpo y el cerebro.

Jugar con los animales es un mundo de aprendizaje nuevo para los pequeños ya que puede estimular su imaginación y curiosidad.

Generan  responsabilidad

Claro, esto depende gran parte de tí mamita, el enseñar a tu pequeño a que aprenda a responsabilizarse de un animalito que dependerá únicamente de los integrantes de la familia, entre ellos tu hijo. Este factor es muy importante de inculcar en los niños.

Bennilover.jpg
Photo credit: Bennilover

Con una mascota en casa, el pequeño adquirirá valores de aprendizaje muy positivos, será más responsable, por supuesto una mascota no es como una varita mágica, que incluso te ayudará a educar a tu pequeño, pero ten por seguro que responsabilidades como saber que tiene que cuidar un animalito, que no le debe pegar, que no lo puede molestar, que el perrito o conejo o cualquier mascota sienten al igual que el, eso, eso si lo vas a lograr mamita y sin duda alguna, lograrás una mejor actitud en tu pequeño, además de contribuir a su autoestima y autoconfianza. Otro aspecto importante es que el niño aprende diferentes etapas de la vida, como el nacimiento, la reproducción y la muerte.

La alegría del hogar

Yo creo que como todas, cuando éramos pequeñas, por supuesto hace no tanto, crecimos creyendo que un perrito, un caballo, un pez, un gato, un perico, siempre traerían alegría al hogar, imaginamos como serían nuestros mejores momentos con ellos, los idealizamos en nuestra mente y comenzamos a insistir en tener una mascota. Eso exactamente es lo que tienes que entender si tu pequeño está pasando por esa etapa de querer una mascota, claro la última decisión la tienes tú mamita; sin embargo y aunque únicamente son estudios, lo cual no quiere decir que es completamente cierto o completamente erróneo, está demostrado que las personas que en la niñez han tenido contacto con una mascota encuentran menos dificultades para mantener una relación interpersonal positiva que otras personas.

girl-1410443_960_720.jpg
Photo credit: petuluku

La relación con las mascotas contribuye a fomentar la alegría y a eliminar la tristeza y las sensaciones de amenaza en cuestiones infantiles. Asimismo, mediante el trato con los animales aprendemos muchas cosas de manera natural y sin constantes explicaciones, pero con una elevada motivación.

Además, para uno de cada dos niños, el animalito es percibido como la fuente principal de apoyo emocional después de los padres. Los lazos afectivos con el animal de compañía ayudan a superar la sensación de miedo o tristeza, pues el niño recurre de forma habitual a su perro o gato para abrazarle y encontrar alivio en estas situaciones. Este comportamiento se repite cuando al niño se le presenta un problema, ya que busca a su mascota como fuente de consuelo en la misma medida que a sus padres.

El primer estudio de la Fundación Affinity sobre el vínculo animal, nos brinda otro dato interesante sobre sus beneficios, y es que el 50% de los niños asocia al perro o gato con un «compañero de actividades y juegos»e incluso ocho de cada diez niños de entre 9 y 12 años prefieren jugar con su mascota antes que con videojuegos.

¿Cuál es la edad indicada para tener mascota?

Si bien la relación que el menor establece con su mascota crea un vínculo que se va fortaleciendo a través del tiempo, antes de buscar ese animalito de compañía, es necesario tener en cuenta la edad de tu pequeñito. Para ello, considera lo siguiente:

Hasta los 3 años, el niño no diferencia el animalito de un juguete. Con esta edad el bebé no podrá participar en los cuidados de la mascota pero tu mamita puedes empezar a enseñarle el respeto hacia el animal, a pesar de que realmente podrá comprenderlo un poco más adelante. Es importante que valores muy detenidamente la idea de tener una mascota con un bebé tan pequeño.

Como consejo, yo te diría que es importante que tomes en cuenta que tu hijo sea lo suficientemente maduro como para saber que no debe molestar mucho a la mascota cuando aún no la conoce muy bien, ni sabe cómo va a reaccionar en ciertas situaciones.

Entre 3 y 6 años, el niño puede ayudar en la realización de tareas sencillas y siempre bajo la ayuda y supervisión de un adulto, como ayudar a darle su comida, a lanzar un juguete, incluso llenar de agua su plato.

 

marissa_strniste
Photo credit:  marissa_strniste

Con 6 años los niños empiezan a plantearse que los animales puede sentir dolor y pueden entender las indicaciones de cómo tratar un animal con respeto y sin hacerle daño. De hecho según muchos expertos, esta es la edad adecuada para que los niños empiecen a tener una mascota.

Es a partir de los 7 años que según los expertos los niños se pueden responsabilizar de los cuidados de sus mascotas y pueden participar en tareas de más responsabilidad como por ejemplo alimentarlo, sacar a pasear un perro pequeño o mediano (y siempre en compañía de un adulto), ayudar a bañarlo, limpiar la caja de arena del gato, cepillar al animal, participar en sesiones de entrenamiento, etc.

Sin embargo, no olvides que  aunque el niño sea el responsable de realizar cierta tarea, es fundamental que un adulto controle a diario si las necesidades de la mascota están satisfechas. Además algunas tareas, como la administración de algunos medicamentos o sacar a pasear un perro considerado según la ley potencialmente peligroso, solo pueden ser realizadas por parte de un adulto.

 

3696669962_38010ae940_o.jpg
Photo credit: greg westfall.

Como ya lo leíste a lo largo de este artículo, permitir que tu pequeño tenga una mascota, tiene más beneficios de los que crees, pero también existen algunas consideraciones que se deben tener en cuenta, como el hecho de que no todos los animalitos pueden ser mascotas y de que algunos de ellos pueden ser potencialmente peligrosos para tu bebé.

Para el caso de los perritos, se debe tener en cuenta la raza y la edad con la que llega el animalito a la casa: puede ser que no esté acostumbrado a los niños o que no sea una raza apta para convivir con ellos y puedan tener comportamientos agresivos.

El Centro para el Control de Enfermedades de EE. UU. aconseja en diversos informes sobre salmonella y mascotas, no mantener anfibios o reptiles como las tortugas cuando estén cerca de menores de 5 años, por el elevado riesgo de contagio de salmonella que tienen estos animales.

Fotolia_41404611_Subscription_Monthly_M--644x362
Photo credit: fotolia

En definitiva, la vida es mucho más divertida con una mascota en casa. Transmitirá a ti, a tu pequeño y a tu familia en general, ánimos y bienestar en todos los aspectos. Será una relación realmente recíproca.

Y si la llevas adecuadamente, teniendo las medidas de seguridad pertinentes, como obsequio a la gran cantidad de dinero que también involucrará tener una mascota, tu familia estará muy feliz, y tu pequeño no encontrara un amigo más fiel.

Anuncios

Escrito por

¡Hola! Soy Yara. Comunicóloga y Maestra en en Dirección y Gestión de Instituciones Educativas por profesión, y claro, blogger por diversión, amante de la buena risa, las aventuras, la lectura y el café. Me fascina bailar, y por supuesto, hablo hasta por los codos. Soy mexicana y soy muy creativa. Tengo 24 años y estoy comenzando con este rinconcito diseñado totalmente para ti mamita, te preguntarás ¿Por qué? … Sencillo, desde pequeña el tema de los niños y la maternidad han sido algo fascinante en mi vida, he tenido la fortuna de convivir todo el tiempo con los niños, en el trabajo y en casa, de analizarlos, comprenderlos, escucharlos y conocerlos, y no cabe duda que jamás dejarán de sorprenderme. El amor que tengo por los pequeños y lo mucho que han aportado a mi vida profesional y personal ha sido un parteaguas en mi camino. No soy la mejor maestra del mundo, conozco a alguien que si lo es (mi mamá), tampoco soy la voz de la razón, pero me dedico al sector de la comunicación y la educación y como sabemos, la información es poder. Así que si buscas a alguien que resuelva tus dudas, comparta sus experiencias, alguien que te inspire confianza y que tras su experiencia y conocimiento aborde temas de tu interés, déjame decirte mamita que estás en el lugar adecuado. ¿Me acompañas?

Deja un comentario