Alimentación en invierno para tu pequeño

Cuando llega la temporada invernal es lógico que entremos en pánico esperando que nuestros pequeños no se enfermen y una de las claves para proteger a tu bebé en estos meses fríos  de los tan temidos resfriados, gripes y demás molestias referentes al aparato respiratorio, es cuidando al máximo su alimentación.

La mayoría de dolencias respiratorias sufridas durante el invierno son virales, es decir, adquiridas por contagio o por falta de defensas, y para curar estos resfriados no hay ninguna medicina que sea efectiva, sino que sólo sirven para disminuir el malestar que sentimos. Por lo tanto, una buena prevención para los pequeños es lo más importante, para que atraviesen sanos y salvos este período del año tan delicado.

31617297358_bbf143e79c_o.jpg
Photo credit: verchmarco

Tomando en cuenta que en gran medida, tus pequeños dependen de ti, debes enseñarles a llevar una vida saludable basada en la alimentación, así como hábitos de ejercicio, y con ello tendrás ganada una gran parte de su salud y bienestar.

ALIMENTOS IDEALES PARA ENFRENTAR EL INVIERNO

Para hablar de alimentación, es importante decir primeramente que la naturaleza está totalmente organizada durante todo el año, por ello siempre debe ser tu principal aliada, puesto que en cada temporada nos da lo que necesitamos nutricionalmente: en el verano, por ejemplo, nos proporciona alimentos ricos en agua como la sandía, los ciruelos y las uvas, y cuando hace más frío también nos proporciona los alimentos que necesitamos para cuidar nuestra salud y la de nuestro niños.

225291-P1D3YO-196.jpg
Photo credit: Educo

Las frutas y verduras son los alimentos más saludables que hay, y especialmente importantes en la dieta de los niños, pues aportan gran cantidad de vitaminas, minerales y fibra, ayudan a mantener una correcta hidratación, y a prevenir enfermedades.

 

 

Son siempre imprescindibles en cualquier época del año, pero ahora es casi obligatorio el consumo de la vitamina C, debido a sus propiedades antihistamínicas.

Por lo que lo mejor es consumir: 

30882035607_339dfa4594_o.jpg
Photo credit: verchmarco 

– Frutas rojas: como las frambuesas y las fresas

 

– Cítricos como las mandarinas, naranjas, limones y pomelos y los kiwis, esa fruta exótica que poco a poco se ha hecho un hueco en nuestros hogares.

– Además, y, aunque estas suelen estar disponibles todo el año, también son de temporada algunas variedades de manzanas y peras.

Las frutas de invierno aportan también una buena cantidad de fibra, indispensable para el buen funcionamiento del tracto gastrointestinal. Aunque desde el punto de vista nutricional la fibra no es un nutriente (ya que no participa de manera directa en procesos metabólicos del organismo), sí desempeña funciones fisiológicas de gran importancia, por lo que su aporte es más que recomendable.

Agua:

En verano es muy necesaria para combatir la deshidratación producida por el calor, y en invierno para defendernos de la sequedad debida a las calefacciones y para mantener hidratadas nuestras vías respiratorias, lo que facilitará la correcta función de nuestras defensas y la rápida expulsión de las mucosidades.

am_142990_3102827_165878
Photo credit: lernerygagliuffi

Verduras contra el resfriado

 

Es muy importarte su aportación en vitamina A, que contribuye a la regeneración de la piel y mucosas, y la podemos encontrar sobre todo en zanahorias, pero también en acelgas, espinacas, calabazas etc.

Además de que, si tu pequeño ya tiene tos o gripe, los remedios de la abuela, si bien no curarán al 100%, definitivamente si ayudarán a expulsar la enfermedad, como el ajo y la cebolla que son mucolíticas y antisépticas.

 

45726539332_70def72a8d_o
Photo credit: verchmarco

Fuentes de zinc:

¿Qué alimentos contienen zinc?

Alimentos proteínicos, como la carne y el pescado, también las nueces, los cereales integrales y las legumbres contribuirán a reducir los resfriados invernales a los más pequeños.

 

 

 

Como ya te diste cuenta mamita, la alimentación de nuestros niños en temporadas de frío debe estar basada en consumir verduras de temporada (mejor crudas o poco cocidas para conservar todas sus propiedades), frutas principalmente cítricas, pescado, proteínas animales, cereales integrales, legumbres y la colación perfecta: nueces.

 

 

Anuncios

Escrito por

¡Hola! Soy Yara. Comunicóloga y Maestra en en Dirección y Gestión de Instituciones Educativas por profesión, y claro, blogger por diversión, amante de la buena risa, las aventuras, la lectura y el café. Me fascina bailar, y por supuesto, hablo hasta por los codos. Soy mexicana y soy muy creativa. Tengo 24 años y estoy comenzando con este rinconcito diseñado totalmente para ti mamita, te preguntarás ¿Por qué? … Sencillo, desde pequeña el tema de los niños y la maternidad han sido algo fascinante en mi vida, he tenido la fortuna de convivir todo el tiempo con los niños, en el trabajo y en casa, de analizarlos, comprenderlos, escucharlos y conocerlos, y no cabe duda que jamás dejarán de sorprenderme. El amor que tengo por los pequeños y lo mucho que han aportado a mi vida profesional y personal ha sido un parteaguas en mi camino. No soy la mejor maestra del mundo, conozco a alguien que si lo es (mi mamá), tampoco soy la voz de la razón, pero me dedico al sector de la comunicación y la educación y como sabemos, la información es poder. Así que si buscas a alguien que resuelva tus dudas, comparta sus experiencias, alguien que te inspire confianza y que tras su experiencia y conocimiento aborde temas de tu interés, déjame decirte mamita que estás en el lugar adecuado. ¿Me acompañas?

Deja un comentario