¿Qué necesito empacar para el día del parto?

Cuando se acerca el momento más esperado del embarazo, la llegada de tu bebé, hay un montón de cosas por preparar. Una de las más importantes y que se debe realizar con anticipación es preparar la maleta que vas a llevar al hospital. En este artículo te daré algunos consejos de ciertos productos que no debes olvidar.

De preferencia es recomendable que tu maleta sea cómoda, manejable y te aconsejo tenerla preparada cuando llegue al octavo mes del embarazo, para evitar que te sientas mal de repente, y no tengas nada guardado aún, o el sentirte incómoda  para hacerla y que con las prisas se te pueda olvidar algo que sea importante para esos días.

Documentación y pruebas médicas

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Photo credit: Daquella manera

 

Es importante que consideres guardar un documento de identidad, tarjeta del seguro (en caso de que aplique), últimas pruebas analíticas, todos los papeles del hospital que necesites y tu plan de parto , si ya haz escrito uno.

 

 

Camisón y zapatos (pantuflas) cómodos


En primer lugar, cuando ingresas de parto, en la mayoría de los hospitales, te encontraras con que te prestan un camisón propio para dicho momento, con una abertura adecuada para el parto y para, posteriormente, realizar la lactancia materna, si lo deseas. Sin embargo, debes ir preparada con unos zapatos cómodos, de preferencia pantuflas, los hospitales son muy fríos, y recuerda que lo único que traerás puesto será tu bata. De esta manera, podrás deambular de manera agradable por la habitación o por el centro.

Una vez que hayas dado a luz y te encuentres en tu habitación, puedes cambiarte el camisón y ponerte alguno que hayas llevado tú. Debe ser cómodo: eres una paciente, a la que van a tener que explorar, sí así como lo leíste, te van a explorar y a tener vigilada más de un médico. Por eso, no se recomienda que usen pijamas de dos piezas. Durante el puerperio ( período que inmediatamente sigue al parto y que se extiende el tiempo necesario, normalmente 6-8 semanas, o 40 días, para que el cuerpo materno se recupere) es fácil que manches o te manchen el camisón con frecuencia, así que es mejor que lleves varios en tu maleta.

Ropa interior especial

Es importante que la ropa interior sea muy cómoda. Por ello, deberás comprar con antelación, ropa interior especial para lactancia materna, si esta es tu idea para la alimentación de tu bebé.

Panties de  talle alto, es decir que suban por la zona de la cintura, para que en caso de haberte realizado una cesárea, la costura no esté justo en la cicatriz.

Bolsa de aseo completa


Los hospitales suelen proporcionar artículos como el shampoo y jabón, pero quizás prefieras llevar los tuyos.

Por ello, no olvides tus productos de higiene personal.

CWMBBBL.jpg
Photo credit: Enfants et Maison
  • Gel de baño
  • Toallas higiénicas:

Lleva tus favoritas. Después del parto sangrarás bastante. El hospital a veces, provee toallas higiénicas, pero si tienes una marca o estilo de toallas femeninas preferidas, llévate unas cuantas para sentirte lo más cómoda posible. Y además asegúrate de que sean muy absorbentes y de tener bastantes en casa para cuando regreses.

  • Shampoo
  • Crema hidratante
  • Cepillo de dientes
  • Pasta de dientes
  • Desodorante
  • Peine
  • Cacao para los labios
  • Maquillaje (en caso de que quieras usar)
  • Liga para el cabello

 

Ropa para salir del hospital 

¡Cómoda mamita! Muy cómoda, la más cómoda que encuentres en tu guardarropa, porque créeme, después del parto, lo menos que va a importarte es si tu ropa combina o si estás al último grito de la moda.

Accesorios 

Por otro lado, también es válido llevar accesorios que crear necesitar durante esos días; como tu celular, su cargador, una cámara con batería, una frazada o incluso tu almohada favorita.

Una vez que hayas hecho tu maleta del hospital, pasamos a lo que sería necesario llevar para tu pequeñito. Esto se vuelve un poco más complicado, pues probablemente no estes muy habituada a sus productos necesarios. Pero no te preocupes, es muy sencillo y aprenderás más rápido de lo que imaginas.

Para empezar, el futuro bebé necesitará una muda de ropa para volver a casa.

26052792855_b04bfbf6cf_o
Photo credit: Khanelle Prod’ Medias
  • Los pijamas o mamelucos de una pieza son abrigados y fáciles de poner. Puedes llevar entre 4 y 5 piezas.

Si le pones otro tipo de ropa, lleva medias o zapatitos blandos para sus pies. Lleva también un gorrito para cubrirle la cabeza.

  • Paquete de pañales para recién nacido

  • 1 par de sabanitas de algodón

  • 1 cobija delgada térmica
  • 1 cobertor (sin broches ni cierres)
  • 5 pares de calcetines
  • Baberos o pañalitos de tela

  • De 4 – 5 mudas de ropa para salir de la clínica

  • Aretes (en caso de ser bebita, ya que a veces los ponen en la clínica)

  • Asiento para el auto

  • Para su aseo: aceite limpiador, jabón neutro, crema anti rozaduras, toallitas húmedas, colonia para bebé y peine.
  • Biberones para recién nacido
imagen-entrada-blog-980-1.jpg
Photo credit: baby clean

 

Estoy segura que ésta lista te será de gran ayuda, si me olvidé de algo que a ustedes les sirvió y llevaron a la clínica por favor coméntenlo en el post, para compartirlo con futuras mamás. Así juntas ayudamos a otras mamis que pronto vayan a pasar por esto. Todas tenemos miles de dudas y buenos datos para compartir, aprovechemos este espacio para hacerlo. Dejen sus comentarios y preguntas aquí mismo así podemos seguir en contacto.

Anuncios

Escrito por

¡Hola! Soy Yara. Comunicóloga y Maestra en en Dirección y Gestión de Instituciones Educativas por profesión, y claro, blogger por diversión, amante de la buena risa, las aventuras, la lectura y el café. Me fascina bailar, y por supuesto, hablo hasta por los codos. Soy mexicana y soy muy creativa. Tengo 24 años y estoy comenzando con este rinconcito diseñado totalmente para ti mamita, te preguntarás ¿Por qué? … Sencillo, desde pequeña el tema de los niños y la maternidad han sido algo fascinante en mi vida, he tenido la fortuna de convivir todo el tiempo con los niños, en el trabajo y en casa, de analizarlos, comprenderlos, escucharlos y conocerlos, y no cabe duda que jamás dejarán de sorprenderme. El amor que tengo por los pequeños y lo mucho que han aportado a mi vida profesional y personal ha sido un parteaguas en mi camino. No soy la mejor maestra del mundo, conozco a alguien que si lo es (mi mamá), tampoco soy la voz de la razón, pero me dedico al sector de la comunicación y la educación y como sabemos, la información es poder. Así que si buscas a alguien que resuelva tus dudas, comparta sus experiencias, alguien que te inspire confianza y que tras su experiencia y conocimiento aborde temas de tu interés, déjame decirte mamita que estás en el lugar adecuado. ¿Me acompañas?

Deja un comentario