Recuperación física y emocional después del Parto

Después de 9 meses, al fin tienes a tu bebé en brazos, seguramente será uno de los momentos más esperados y felices de tu vida, sin embargo; eso de ser mamá, apenas está por comenzar y dentro de las mil y una de tus preocupaciones, tú salud y cuidados también deberán ser una prioridad.

La recuperación después del nacimiento, conlleva cuatro grandes preguntas que seguramente ya están pasando por tu mente en este momento y que además, hacerlo te ayudará a recobrar tu energía y vigor. Recuerda que, cuando te cuidas a ti misma eres capaz de brindar un mejor cuidado a tu bebé y así poder disfrutarlo más.

1488192117_308678_1488192671_noticia_normal.jpg
Photo credit: El País
  1. ¿Qué cambios físicos esperar en tu cuerpo?

Después del nacimiento mamita, te darás cuenta de la infinidad de cambios que llegarán a tu vida, entre ellos los cambios físicos y emocionales.

Desde el punto de vista físico, es posible que experimentes:

  • Pechos sensibles y dolorosos al tacto
  • Estreñimiento
  • Episiotomía. Si llega a haber desgarre del perineo (área de piel comprendida entre la vagina y el ano) o bien es cortada por tu médico durante el parto, los puntos pueden hacer que resulte doloroso caminar o sentarse hasta que cicatricen perfectamente. Los puntos también pueden doler al toser o estornudar durante el proceso de curación.
  • Hemorroides.
  • Sofocos y escalofríos.
  • Incontinencia urinaria y/o fecal.  Esto quiere decir, que el estiramiento exagerado de los músculos durante el parto, puede provocar que se llegue a escapar un poco de orina al toser, reír o hacer algún esfuerzo.
  • Flujo vaginal. Al principio será más abundante que la menstruación y a menudo con presencia de coágulos de sangre, el flujo vaginal se irá haciendo cada vez más claro, alcanzando un color entre blanco o amarillento hasta desaparecer por completo al cabo de varias semanas.
  • Peso. Después de dar a luz, probablemente pesarás entre 5 y 6 Kg menos de lo que pesabas al final de tu embarazo, esto debido a que se reduce el peso del bebé, la placenta y el líquido amniótico. Y poco a poco tu peso irá descendiendo a medida que vaya recuperando su equilibrio.

    2.  ¿Qué cambios emocionales esperar en tu cuerpo?

Después del parto, podría suceder que te sientas triste, ansiosa y con ganas de llorar durante unos días. A esto se le conoce como: «tristeza de posparto», generada por los cambios hormonales, la ansiedad por el cuidado del bebé y la falta de sueño que terminan por afectar en ocasiones tus emociones.

xdreamstime_s_68695377.jpg.pagespeed.ic.X6dRf2nDeX.jpg
Photo credit: embarazoymas

Ten paciencia contigo misma mamita, todas éstas sensaciones son normales y por lo general desaparecen rápidamente. Pero si esa sensación de tristeza dura más de dos semanas, consulta a tu médico. No esperes hasta la consulta después del parto para hacerlo, tampoco te lo guardes por temor a que todos esperen que estes feliz porque bebé está en casa, pues son etapas que también deben ser tratadas por un especialista. Podrías tener una afección aguda pero tratable conocida como depresión posparto.

La depresión posparto puede darse en cualquier momento durante el primer año después del parto.

Las señales de depresión posparto son:

  • Sentirse impaciente o irritable
  • Sentirse triste o deprimida, llorar mucho
  • Sentir que te falta de energía
  • Tener dolores de cabeza, dolor en el pecho, palpitaciones, entumecimiento o hiperventilación (respiración rápida y superficial)
  • No poder dormir, estar muy cansada o ambas cosas
  • No poder comer y perder peso
  • Comer en exceso y aumentar de peso
  • Tener problemas para concentrarse, tomar decisiones y recordar cosas
  • Estar demasiado preocupada por el bebé
  • No sentir interés por el bebé
  • Sentirse culpable e inútil
  • No tener interés ni disfrutar de actividades como el sexo y la vida social
  • Pensar en hacerte daño o hacerle daño a tu bebé

    3.  ¿Cómo será el proceso de recuperación?

A tu cuerpo le costó 9 meses prepararse para dar a luz, por lo ta tanto, también necesitará un tiempo para recuperarse. La recuperación es todavía más lenta cuando el parto se realiza por cesárea, debido a que una operación requiere más tiempo de curación.

840_560
Photo credit: Bebesymas

En los partos por cesárea, el dolor alcanza su mayor intensidad durante los primeros días que siguen a la operación y luego debe ir disminuyendo de forma gradual. Tu médico te indicará qué precauciones debes considerar después de la operación y seguramente te dará instrucciones sobre cómo bañarte y cuándo empezar a hacer ejercicios suaves a fin de acelerar el proceso de recuperación y evitar el estreñimiento.

  4. ¿Qué cuidados necesitará mi piel?

Como sabrás, la gestación y el cambio hormonal que ésta conlleva son circunstancias que favorecen la aparición de estrías. Pero, atención, porque una rápida pérdida de volumen y de peso también las genera. Es lógico que quieras volver pronto a estar como antes y recuperar tu figura, pero para tu piel no son oportunos los cambios bruscos de peso.

cuidados-belleza-posparto.jpg
Photo credit: Doctissimo

Por otro lado, si eres propensa a la aparición de manchas en la piel y te han salido durante el embarazo, ten en cuenta que estas manchas que afectan al rostro, conocidas como «paño» se difuminarán poco a poco, pero es fácil que se mantengan aun durante seis semanas.

 

Como ya leíste mamita, no importa si tuviste un parto por cesárea o un parto vaginal, de cualquier manera tu cuerpo ha pasado del mismo modo por un trauma y va a necesitar tiempo para recuperarse. Su recuperación no se producirá en tan solo unos días. Una recuperación completa del embarazo y el parto puede tardar meses. Si bien muchas mujeres se sienten casi recuperadas a las 6-8 semanas, puede llevar más tiempo sentirse bien otra vez. Trata de no sentirte frustrada. Recuerda que tu cuerpo no es consciente de sus tiempos y expectativas. Lo mejor que puedes hacer por él y por tu bebé que ya estará esperando para recibir leche materna, es descansar, comer bien y darse un respiro.

shutterstock_390833539-1000x640.jpg
Photo credit: dexeus

 

También, es importante que ante todo, te dejes ayudar, grábate bien lo siguiente: la mujer perfecta no existe, es ficción y solo tú sentirás todos los dolores que vengan antes, durante y después de tu embarazo y ten por seguro que desde ese momento ya lo estás haciendo mejor que ninguna.

 

Anuncios

Escrito por

¡Hola! Soy Yara. Comunicóloga y Maestra en en Dirección y Gestión de Instituciones Educativas por profesión, y claro, blogger por diversión, amante de la buena risa, las aventuras, la lectura y el café. Me fascina bailar, y por supuesto, hablo hasta por los codos. Soy mexicana y soy muy creativa. Tengo 24 años y estoy comenzando con este rinconcito diseñado totalmente para ti mamita, te preguntarás ¿Por qué? … Sencillo, desde pequeña el tema de los niños y la maternidad han sido algo fascinante en mi vida, he tenido la fortuna de convivir todo el tiempo con los niños, en el trabajo y en casa, de analizarlos, comprenderlos, escucharlos y conocerlos, y no cabe duda que jamás dejarán de sorprenderme. El amor que tengo por los pequeños y lo mucho que han aportado a mi vida profesional y personal ha sido un parteaguas en mi camino. No soy la mejor maestra del mundo, conozco a alguien que si lo es (mi mamá), tampoco soy la voz de la razón, pero me dedico al sector de la comunicación y la educación y como sabemos, la información es poder. Así que si buscas a alguien que resuelva tus dudas, comparta sus experiencias, alguien que te inspire confianza y que tras su experiencia y conocimiento aborde temas de tu interés, déjame decirte mamita que estás en el lugar adecuado. ¿Me acompañas?

Un comentario en “Recuperación física y emocional después del Parto

Deja un comentario