Vacaciones Familiares: la mejor inversión

Viajar es soñar, es dejar volar la imaginación y nada como un niño presente para eso…

Probablemente les pase a algunas, probablemente no, pero el entrar en pánico cada que sabemos que se acercan las vacaciones y que habrá que entretener a los pequeños en casa, le sucede a más mujeres de las que imaginas.

Sin embargo las vacaciones, además del tan anhelado descanso laboral que todas deseamos, también significan una oportunidad. ¿Para quién?, para tu familia mamita, para ti y tu pequeño. Si algo puedo recomendarte es: ¡salir de vacaciones!

Las vacaciones con niños son una experiencia maravillosa.

Viajar es soñar, es dejar volar la imaginación y nada como un niño presente para eso… Hay quien piensa que viajar con niños (más allá de la playa y un hotel con todo tipo de actividades para tenerles entretenidos) es lo más parecido a una tortura porque los niños no apreciarán el destino, ni aprovecharán el dinero invertido… ¿Enserio? ¿Tiempo y dinero malgastado? Déjame decirte mamita, que es de las mejores inversiones. Viajar con niños puede ser toda una experiencia, una aventura mayor de lo que podrías esperar …

46413932235_bf94a1b68f_o
Photo credit: Phuketian.S

Viajar con niños es descubrir los destinos dos veces: primero a través de nuestros ojos adultos y después a través de su mirada infantil, más curiosa e inocente, y seguro que más flexible que la nuestra. Un viaje es un descubrimiento para los niños, y una oportunidad más para los padres de acompañarles en su crecimiento personal, compartiendo la experiencia con ellos de la mano, ayudándolos, alentándolos, respondiendo a sus preguntas.
¿Por qué esperar a que sean mayores y que vuelen solos para que lo vivan lejos de nosotros? ¿Por qué perdernos de esa experiencia? Importa poco si el viaje es a una hora, a seis, o del otro lado del mundo. Lo importante es abrirles los ojos a nuevas experiencias. La esencia es recorrer juntos nuevos caminos, disfrutando de esa autenticidad infantil.

Packing-for-a-Family-Trip-Why-How-to-Get-Your-Kids-Involve-12913-08a69a0b2b-1482329360
Photo credit: 30seconds

Puede parecer un gran pretexto para salir unos días de la rutina, pero en realidad, salir de viaje en vacaciones, les ayuda mucho a los niños a nivel emocional.

Un estudio de la Universidad de Toronto revela que las vacaciones familiares generan una sensación de bienestar y felicidad intensa y duradera en los niños.Los investigadores aseguran que bien vale la pena hacer un esfuerzo para que los niños disfruten a su familia en un ambiente completamente diferente al que están acostumbrados.

Y déjame decirte estar en estos nuevos ambientes trae un sin fin de beneficios para su desarrollo.

“El costo emocional de las vacaciones supera al gasto económico que hacen los padres, ya que los niños construyen vínculos y recuerdos de por vida. Si les quieres dar algo que los haga sentir cerca de ti, ninguna experiencia tendrá la misma equivalencia que unas vacaciones juntos”.

 Además, ten por seguro que cuando sean adultos, sus mejores y más felices recuerdos de la infancia serán esos momentos que disfrutaron a lado de sus papás, hermanos, primos y tíos durante las vacaciones. En lo personal, las vacaciones en las que tengo oportunidad de compartir con mi familia son siempre una oportunidad para renovarme, renovar nuestro vínculo afectivo , compartir experiencias y hacer nuevos recuerdos y eso mamita, es lo que mantiene encendido nuestro cariño y unión cuando los tiempos se tornan complicados, esos lazos de amor, hermandad y humildad que se forman en las vacaciones son irrompibles e invaluables.

Por otro lado, no sólo generan felicidad eterna como acabo de contarte; las vacaciones son una gran oportunidad para que los niños mejoren su desarrollo cognitivo, social, emocional y físico. Llevarlos a algún lugar donde estén en contacto con la naturaleza (playa, campo, bosque) es una gran oportunidad para estimular los sentidos y activar la producción de oxitocina y dopamina, hormonas que ayudan a reducir el estrés y la tristeza, al incrementar la felicidad y la relajación.

Accor Hotels
Photo credit: AccorHotels

Esta felicidad no se puede cambiar por regalos materiales, ni juguetes, ni videojuegos, ni por pasarse el día en la calle jugando a la pelota a pleno sol… Los niños quizá no te lo sepan decir, pero ellos te necesitan a ti. Necesitan saber que después de tus obligaciones laborales, ellos son lo primero en tu vida.

Los niños que disfrutan de experiencias familiares durante sus vacaciones, volverán a la escuela con mayor motivación porque se sentirán más felices de las experiencias vividas en familia y seguro hasta sus calificaciones pueden mejorar. Vivir experiencias familiares (sean vacaciones o no), tiene un gran impacto a largo plazo para los niños, porque les ayuda a crecer emocionalmente y a formarse como personas. La felicidad no se consigue a través de cosas materiales, se consigue a través de las experiencias vividas.

Mom and Daughter by Campfire-Carousel.jpg
Photo credit: ACTIVEkids

Más allá de la alegría que provoca en el niño, el juego es también parte importante de su desarrollo cognitivo, motor y socio-emocional. Es una vía natural de expresión, a través de éste explora el mundo que lo rodea, lo comprende y se relaciona con él.

Por otro lado, entiendo también que a veces no es fácil para todos los padres poder disfrutar de los días libres a causa del trabajo y las responsabilidades que se tienen diariamente, pero es importante que sepan lo necesarias que son para los pequeños y que las disfruten al máximo con sus hijos. No es necesario tener que irse un mes de vacaciones para que los niños disfruten de sus vacaciones. ¡Hay muchas cosas que hacer cuando se acaba la jornada laboral de papá y mamá!.

Así que olvídate de comprar juguetes para que se entretengan estas vacaciones, mejor intenta hacer un esfuerzo para salir unos días de la rutina; no tiene que ser un lugar muy lejano, lo importante es desconectarse del mundo y disfrutarse como familia.

Anuncios

Escrito por

¡Hola! Soy Yara. Comunicóloga y Maestra en en Dirección y Gestión de Instituciones Educativas por profesión, y claro, blogger por diversión, amante de la buena risa, las aventuras, la lectura y el café. Me fascina bailar, y por supuesto, hablo hasta por los codos. Soy mexicana y soy muy creativa. Tengo 24 años y estoy comenzando con este rinconcito diseñado totalmente para ti mamita, te preguntarás ¿Por qué? … Sencillo, desde pequeña el tema de los niños y la maternidad han sido algo fascinante en mi vida, he tenido la fortuna de convivir todo el tiempo con los niños, en el trabajo y en casa, de analizarlos, comprenderlos, escucharlos y conocerlos, y no cabe duda que jamás dejarán de sorprenderme. El amor que tengo por los pequeños y lo mucho que han aportado a mi vida profesional y personal ha sido un parteaguas en mi camino. No soy la mejor maestra del mundo, conozco a alguien que si lo es (mi mamá), tampoco soy la voz de la razón, pero me dedico al sector de la comunicación y la educación y como sabemos, la información es poder. Así que si buscas a alguien que resuelva tus dudas, comparta sus experiencias, alguien que te inspire confianza y que tras su experiencia y conocimiento aborde temas de tu interés, déjame decirte mamita que estás en el lugar adecuado. ¿Me acompañas?

Un comentario en “Vacaciones Familiares: la mejor inversión

Deja un comentario