Crianza con apego – ¿Por qué elegir este tipo de crianza?

Es momento de desmitificar la crianza con apego y mostrarla por lo que es.

Como mamá primeriza, te enfrentarás siempre con el dilema de la información contradictoria.

Y en cierto punto, te entiendo, ¿Cómo saber qué es lo mejor para tu bebé cuando existen tantas filosofías opuestas y mensajes discrepantes? Por un lado están los «expertos» que creen que los castigos, horarios rígidos y los métodos para modificar la conducta. Están también los defensores empedernidos de los niños, mismos que piensan que la palabra «límite», constituye en sí una violación a  los derechos de los niños. Otros, adhieren su estilo de crianza a principios específicos enseñados por sus progenitores.

Sin embargo, es momento de desmitificar la crianza con apego y mostrarla por lo que es: una crianza involucrada, sensible a las necesidades de los niños y con amplio respaldo científico.

crianza-apego-1024x683
Photo credit: Ereneka

La crianza con apego, «attachment parenting», es la filosofía impulsada por el pediatra William Sears que sigue las doctrinas de educación de la Teoría del Apego en la psicología del desarrollo, siempre teniendo en cuenta las necesidades de cada bebé y niño

 Según esta teoría, los lazos emocionales que surgen durante la infancia entre padres e hijos derivarán en relaciones empáticas cuando sean adultos.

Tomando como premisa que las necesidades de un bebé y sus deseos son una misma cosa durante los primeros meses de vida, incluso durante los primeros años,  el pediatra William Sears nos comparte ocho premisas básicas para afrontar la crianza con apego del bebé, que responda a sus necesidades, tanto fisiológicas como emocionales.

  1. Birth bonding: lazos afectivos desde el nacimiento

Unión piel con piel con el bebé desde el momento del nacimiento fomenta la creación de un vínculo afectivo. Las horas y los días después del parto son un período de máxima sensibilidad en el que tanto la madre como el bebé necesitan contacto mutuo.

Esto no quiere decir que si no se tuvo o no se tiene la posibilidad de tener un contacto inmediato con el bebé, ya no se podrá crear ese valioso lazo afectivo. La vinculación inmediata madre-hijo no es como un pegamento que si no se hace al primer momento luego no funciona, sino que es una ventaja con la que corren quienes tienen la posibilidad de hacerlo.

    2.   Breastfeeding: lactancia materna

i.jpg
Photo credit: RTVE.es

Son muchas las dudas que asaltan a mamás ante la lactancia materna. La crianza con apego defiende, junto con la OMS, que la lactancia materna debe ser el alimento único y exclusivo que tome el bebé durante sus seis primeros meses de vida, y debe ir combinada con otros alimentos hasta que tu y tu bebe lo decidan.

La lactancia materna es el mejor alimento para el recién nacido. Es el mas completo desde el punto de vista nutricional, pero también proporciona consuelo y un contacto único entre madre e hijo.

 Diversos estudios científicos, han demostrado los beneficios del contacto físico entre madre e hijo. Según una reciente investigación del Nationwide Children’s Hospital de Ohio, experiencias como dar de mamar al bebé, el contacto piel con piel, o los abrazos, desencadenan una fuerte respuesta en el cerebro del niño, lo que permite un desarrollo más sano y rápido del cerebro.

   3.   Babywearing: llevar al bebé encima

Tipos-de-Apego
Photo credit: psicoclinic.net

El bebé tiene que estar en contacto con su madre en cualquier situación diaria para mantener una relación de cercanía.

Los bebés en brazos son bebés felices, ¿a qué bebé no le gusta estar en brazos?.

Los brazos les brindan confort y seguridad. Además, la cercanía y el contacto continuo con el bebé permiten conocerlo mejor, fortaleciendo el vínculo.

 

   4.   Beding close to baby: dormir cerca del bebé

Dormir con el bebé en la misma cama o cerca de él es una fórmula utilizada por muchas mamás con niños pequeños. Al dormir el bebé acompañado, se evita la angustia de separación que experimentan algunos niños durante la noche, haciendo que duerman más y descansen mejor.

También, ayuda a los niños a aprender que el sueño es un momento agradable y que no significa estar solo.

  5.   Belief in the language value of your baby’s cry: confianza en el valor de su llanto como lenguaje

Baby-cry-it-out-method
Photo credit: ExpatWoman

Este punto se me hace super importante, sobre todo en los primeros meses de vida del bebé. El llanto es el medio principal que tiene el bebé para expresar que algo no va bien: se siente incómodo, inseguro, tiene hambre, tiene sueño, etc.

Por ello, es primordial que tú mamita aprendas a interpretar el llanto de tu pequeño para satisfacer esas necesidades, hasta el momento en el que sea capaz de satisfacerlas por sí solos.

Al comprender que el llanto es su lenguaje y confiar en la importancia que tiene esa forma de comunicación, se entienden mejor las necesidades del bebé.

Los bebés lloran para comunicarse, no para manipular.

6.   Beware of baby trainers: tener cuidado con los adiestramientos

Un estilo de crianza rígida basada en relojes y calendarios no es una forma natural de cuidar a un bebé. Esto no quiere decir que no haya rutinas, pero no hay que olvidar que las necesidades del bebé están por encima de los horarios y de los deseos de los adultos. Por ejemplo, no es sano obligar al bebé a comer cada 3 horas, ya que por lo menos en el primer año de vida, debería ser a libre demanda.

Hay que ser flexibles con este tipo de decisiones. Es decir, no es recomendable forzar al bebé a comer o a dormir cuando no lo desean, y también es importante, enseñarles a comer y a dormir en cualquier lugar.

2213147999_ec5812bc86_o.jpg
Photo credit: makelessnoise

  7.   Balance: mantener un equilibrio

Encontrar un equilibrio sano es importante en todos los aspectos de la vida, y en especial partiendo desde la crianza de los hijos.

Hemos mencionado muchas veces en MomCiclopedia que nadie te enseña a ser mamá, se aprende y son tus pequeños quienes te enseñan a serlo mejor que ninguna. Y algo que a mi parecer se confunde a menudo, es creer que por priorizar las necesidades de los niños se les deja hacer lo que quieran, y no es así.

Una de las claves para una crianza feliz es aprender a encontrar el equilibrio entre la crianza respetuosa y la crianza caprichosa.

Eso quiere decir que no hay que ser ni demasiado permisivo ni muy estricto a la hora de poner en práctica la disciplina. Por ello, es necesario enseñar desde la primera infancia a tu pequeño el valor del respeto y la educación.

  7.    Both: ambos

5263984171_b44fec8569_o
Photo credit: kristaguenin

Esta premisa hace hincapié en la participación de padre y madre en el cuidado del bebé, tanto durante el día como durante la noche.

Que ambos estén involucrados en el cuidado del niño, en atender sus demandas, en su educación, en los valores que se les quiere transmitir propicia un mejor entendimiento.

Además, la aportación de mamá y papá, es clave para crear un vínculo familiar saludable. La empatía y el respeto entre los miembros de la familia, tanto entre los padres como en los hijos, genera un ambiente de reciprocidad en el que el niño se siente seguro, a gusto, y aprende también a tratar a los demás con respeto.

 

Después de todo esto te invito a reflexionar, a deshacerte de mitos sin fundamento y a cambiar los paradigmas de crianza que dominan nuestra sociedad actual. Quiero convencerte de que una crianza consciente e informada será siempre lo más seguro y sano, para ti, para tu bebé, para tus futuros nietos, y para la sociedad en general.

¿Y a ti que te parece la crianza con apego mamita? ¿Tu ya la empleas?

¡Cuéntanoslo!

Anuncios

Escrito por

¡Hola! Soy Yara. Comunicóloga y Maestra en en Dirección y Gestión de Instituciones Educativas por profesión, y claro, blogger por diversión, amante de la buena risa, las aventuras, la lectura y el café. Me fascina bailar, y por supuesto, hablo hasta por los codos. Soy mexicana y soy muy creativa. Tengo 24 años y estoy comenzando con este rinconcito diseñado totalmente para ti mamita, te preguntarás ¿Por qué? … Sencillo, desde pequeña el tema de los niños y la maternidad han sido algo fascinante en mi vida, he tenido la fortuna de convivir todo el tiempo con los niños, en el trabajo y en casa, de analizarlos, comprenderlos, escucharlos y conocerlos, y no cabe duda que jamás dejarán de sorprenderme. El amor que tengo por los pequeños y lo mucho que han aportado a mi vida profesional y personal ha sido un parteaguas en mi camino. No soy la mejor maestra del mundo, conozco a alguien que si lo es (mi mamá), tampoco soy la voz de la razón, pero me dedico al sector de la comunicación y la educación y como sabemos, la información es poder. Así que si buscas a alguien que resuelva tus dudas, comparta sus experiencias, alguien que te inspire confianza y que tras su experiencia y conocimiento aborde temas de tu interés, déjame decirte mamita que estás en el lugar adecuado. ¿Me acompañas?

Un comentario en “Crianza con apego – ¿Por qué elegir este tipo de crianza?

Deja un comentario