Mamá por segunda vez

Hace tiempo que descubriste el verdadero significado y poder de ser mamá. Traer a un nuevo miembro a tu familia definitivamente siempre será algo inexplicable, probablemente lo mejor que te pueda pasar en la vida; sin embargo ahora sientes que estás preparada para darle un hermano o hermanita a tu pequeño.

Ahora bien…

¿Cómo ser mamá por segunda vez, cómo afrontar un segundo embarazo?

Ante todo tienes que saber si es el momento adecuado y si estás preparada para ello, porque efectivamente ya tuviste uno, ya pasaste por algo similar (jamás sera igual un embarazo que otro) pero esta vez la cosa se complica más, pues no todo tu tiempo será para el nuevo bebé, habrá un pequeñito esperando por tu cariño y tu atención.

Como ya lo mencionamos, un embarazo jamás será igual al otro, ni tiene porque parecerse al primero en cuanto a los cambios físicos y emocionales, pues las molestias y malestares ya serán algo conocido, los nervios y la confianza ante el momento del parto serán diferentes.

La conexión con el bebé también resulta diferente: ahora es más fácil hacerse a la idea de que alguien se mueve dentro de ti, sabes la cantidad de sensaciones y sentimientos encontrados que te provocará verlo por primera vez, sabes que podrás sentirle, hablarle, tocarle y mimarle, sabes que volverás a sentir ese hueco en el estómago la primera vez que le escuches llorar, porque tu ya sabes cómo se siente tener un hijo.

girl-with-pregnant-mother.jpg
Photo credit: pixabay

La llegada de un segundo bebé puede despertar experiencias muy diferentes en las madres que ya han experimentado el ser mamá, tener este maravilloso placer por segunda vez tiene sus cosas positivas:

  • La madre se siente más preparada para enfrentar los síntomas propios del embarazo.
  • Está dispuesta a dejar a un lado todos los mitos que rondan alrededor de la lactancia materna.
  • Puede tomar una mejor decisión con respecto a la manera en que desea que nazca el bebé: parto natural o césarea.
  • Incremento de tu confianza ante tus habilidades como «nueva mamá».

Desafíos de ser madre por segunda vez

  • Traer al mundo a un segundo hijo y tener que cuidar de dos pequeños a la vez, puede ser difícil durante los primeros días y años; sin embargo, mucho dependerá de cómo te organices antes de que nazca el bebé.
  • Tendrás que lidiar con los celos del primer hijo, recordemos que él estaba acostumbrado a ser el único pequeño de la casa y a tener absolutamente toda tu atención, por ello querrá llamar tu atención en todo momento.
  • Salir a pasear con tus dos hijos será un desafío total.
75da386f-4758-4459-9335-5ef24cb7e432-fotolia_163123680_subscription_monthly_m.jpg
Photo credit: romper

Para volver a ser madre y no morir en el intento es fundamental que tomes en cuenta algunos de éstos consejos para afrontar un segundo embarazo de la mejor manera:

  • No dudes en pedir ayuda, durante el embarazo y después de tener a tu pequeño, aprende a delegar responsabilidades con tu pareja y familia, a veces las mujeres nos negamos a recibir ayuda, pero créeme mamita que la vas a necesitar. No te sientas mal por hacerlo, poco a poco todos se irán adaptando de forma muy natural a tu nueva familia.
  • Busca momentos para ti y aprende a relajarte. Querer abarcarlo todo solamente te llevará a sentirte más estresada y frustrada. Entiende que no se te exige adoptar el papel de súper mamá, así que busca momentos para descansar y hacer cosas que te hagan sentir bien.
  • Descubre tus nuevas habilidades como madre. Hasta ahora sabías que podías cuidar de un hijo. Con la llegada del segundo comprobarás que te sabes organizar mejor, que sacas tiempo para todo y que puedes llegar a ser una buena madre para tus hijos.
  • Acude a terapia si ves que lo necesitas. La ayuda psicológica te ayudará a prevenir estados de ánimo que interfieran tanto en tu embarazo como en la crianza de tus hijos. Al final, te darás cuenta de que todo es cuestión de tiempo y cuando menos te lo esperes todas las piezas encajarán y tu mundo se ordenará por sí solo.

Cosas que debes saber ante un segundo embarazo

Ya sabes cómo va a cambiar tu cuerpo y conoces todo lo que te espera a nivel físico y emocional. Conoce las diferencias entre el primer y el segundo embarazo, como por ejemplo, que el segundo embarazo se nota antes. Y a todo esto tienes que añadir la presencia de otro hijo durante todo el estado de gestación. Este hecho va a hacer que:

  1. A veces te sientas culpable por no poder atenderle como deberías o como solías hacerlo.
  2. Sentirás que vives tu embarazo de una manera más relajada, lo cual, a veces, te puede llevar a pensar si no estás tan ilusionada como con el primero.
  3. Se te olvidarán pequeños detalles que no se te escaparon con tu primer bebé.
  4. El día seguirá teniendo 24 horas, pero tu trabajo como madre se multiplicará.
woman-with-brown-baby-carrier-and-little-kid-in-white-jacket-701014.jpg
Foto de Josh Willink 

No pasa nada. Tranquila. Todo esto es absolutamente normal y en cambio obtendrás una doble dosis de cariño.

Cómo ayudar a su hijo mayor a adaptarse a la nueva situación

El tener un nuevo hermanito también involucra un amplio abanico de emociones, desde la ilusión hasta los celos, o incluso resentimiento para con el nuevo integrante.

Los niños pequeños (de entre uno y tres años de edad), que todavía no pueden verbalizar sus sentimientos, pueden presentar conductas regresivas (propias de etapas previas), como volver a chuparse el dedo, empeñarse en usar el biberón, olvidarse de su ya adquirida capacidad para usar el bañito y comunicarse utilizando palabras propias de los bebés para llamar la atención.

Los hermanos mayores que ya hayan cumplido los tres años pueden expresar sus sentimientos poniendo a prueba la paciencia de sus padres, portándose mal, teniendo rabietas, o negándose a comer. Estos problemas suelen ser transitorios, y un poco de preparación puede ayudar al hermano mayor a adaptarse a la idea de dar la bienvenida a su hermano menor.

ser-madre-por-segunda-vez.jpg
Photo credit: vix

La llegada de un nuevo bebé representa cambios importantes para el hermano mayor, de modo que, si tenías pensado hacer otros cambios en la vida de tu hijo mayor, te sugiero los pospongas, pues no será el mejor momento para enseñarle a usar el bañito, para hacer la transición del biberón al vaso o para inscribirlo en una guardería o centro de preescolar, lo cual supondrá una separación entre ustedes por primera vez.

Cuidar a dos hijos es un gran desafío, especialmente cuando la diferencia de edad que existe entre ambos es mínima. Pero no hay de qué preocuparse, solamente es cuestión de adaptarse.

Anuncios

Escrito por

¡Hola! Soy Yara. Comunicóloga y Maestra en en Dirección y Gestión de Instituciones Educativas por profesión, y claro, blogger por diversión, amante de la buena risa, las aventuras, la lectura y el café. Me fascina bailar, y por supuesto, hablo hasta por los codos. Soy mexicana y soy muy creativa. Tengo 24 años y estoy comenzando con este rinconcito diseñado totalmente para ti mamita, te preguntarás ¿Por qué? … Sencillo, desde pequeña el tema de los niños y la maternidad han sido algo fascinante en mi vida, he tenido la fortuna de convivir todo el tiempo con los niños, en el trabajo y en casa, de analizarlos, comprenderlos, escucharlos y conocerlos, y no cabe duda que jamás dejarán de sorprenderme. El amor que tengo por los pequeños y lo mucho que han aportado a mi vida profesional y personal ha sido un parteaguas en mi camino. No soy la mejor maestra del mundo, conozco a alguien que si lo es (mi mamá), tampoco soy la voz de la razón, pero me dedico al sector de la comunicación y la educación y como sabemos, la información es poder. Así que si buscas a alguien que resuelva tus dudas, comparta sus experiencias, alguien que te inspire confianza y que tras su experiencia y conocimiento aborde temas de tu interés, déjame decirte mamita que estás en el lugar adecuado. ¿Me acompañas?

Deja un comentario