¿Cómo ayudar a los niños a pasar de la dependencia a la autonomía?

Como responsable del desarrollo y educación de tu hijo puedes hacerle saber, a medida que va creciendo y practicando ciertas tareas o acciones logrará hacerlas «solito».

Te sorprenderás cuando observes que tu pequeño realiza ciertas cosas que no antes no podía y que, aun cuando le representen retos, los realizará con autosuficiencia de manera progresiva. Tu apoyo consiste en explicarle cómo se hace y transmitirle confianza en que podrá hacerlo y en que lo hará bien.

Por ejemplo, cuando se ponga los zapatos tendrá que identificar cuál es el izquierdo y cuál es el derecho, aprender a abrochárselos y a atarse las agujetas; de la misma manera será para vestirse, bañarse, lavarse los dientes y todas aquellas acciones que cada familia establece para el bienestar del pequeño.

Para los niños crecer y al mismo tiempo saber que pueden hacer cosas cada vez más difíciles es motivo de orgullo porque se dan cuenta de sus diversas capacidades, con las cuales logran mayor confianza en sí mismos, desarrollando además habilidades para seguir aprendiendo.

Cuando los niños quieren probar sus capacidades y mostrar a los demás lo que han aprendido, suelen usar expresiones como «yo solito» o «yo puedo», para decirle al adulto que confíe en lo que pueden hacer cada vez mejor y con gradual independencia.

Como adultos, es preciso comprender que el camino de los niños a la autonomía es gradual, que es un proceso por el cual transitan con la intervención y apoyo de otros niños, como es el caso de la guardería.

 

Screen-Shot-2018-07-02-at-9.04.04-PM
Photo credit: pediatricdental

No se trata de dejarlos solos par que hagan todo como puedan, porque eso significa desatenderlos y abandonarlos; se les debe apoyar explicándoles cómo hacer las cosas y animarlos con palabras de aliento, como: «lo estás haciendo muy bien», de tal manera que sientan queridos y acompañados. Tampoco se vale sobre protegerlos e impedir que hagan esfuerzos propios, porque entonces se limitan a sus posibilidades de aprender, su iniciativa y su confianza.

Los niños no solo disfrutan hacer las cosas por sí mismos, sino que lo necesitan para conocerse y de esta manera desarrollar las capacidades y habilidades necesarias para seguir aprendiendo. Es por ello que en la familia hay que crear un ambiente donde los niños participen y aprendan a hacer las cosas cada vez con menos ayuda, habla con ellos, explícales cuándo deben hacer las cosas por ellos mismos y cuándo le corresponde a un adulto porque pudiera ser un riesgo para ellos, así aprenderán a colaborar y participar reconociendo y respetando límites.

Algunas acciones que contribuyen a desarrollar la autonomía son las siguientes:

  • Colaborar en las tareas del hogar

Sí mamita, tu pequeño ya puede apoyarte en levantar por lo menos su plato después de comer, regar las plantas, recoger la ropa sucia, los zapatos, doblar la ropa limpia, tirar la basura en su lugar o ayudar a recoger sus juguetes.

Es mejor reconocer sus logros que señalarle lo que no hace bien.

young-girl-doing-the-dusting-136382629864303901-130819153051
Photo by Sharon McCutcheon

Incluirlo en este tipo de actividades es una manera de que el pequeño reconozca sus propios logros y asuma responsabilidades como parte de la familia.

  • Establecer hábitos de higiene y procurar su bienestar

Con esto me refiero a enseñar a tu pequeño a ir solo al baño, sin ayuda y a valorar la higiene y el arreglo persona, a que aprenda a bañarse, a vestirse, peinarse , lavarse la cara, los dientes y las manos. Para lograrlo, es importante decirte que los niños necesitan regularidad en las actividades diarias para lograr aprendizajes como la responsabilidad, la limpieza, el sentido del orden y la secuencia de acciones en el tiempo.

Establezca una rutina en casa que incluya horario que su pequeño duerma y descanse de acuerdo a su edad.

Los niños crecen y realizan muchas actividades durante el día, necesitan dormir entre diez y doce horas en total, incluidas las siestas que algunos optan por tomar y que por lo menos hasta los 3 años, son casi obligatorias.

La falta de sueño afecta su estado de ánimo y lo pueden manifestar con llanto, berrinches o desgano.

  • Procurar una alimentación saludable

_leche_cf7ae6e6
Photo credit: diariodenavarra

Para que tu pequeño crezca y se desarrolle de forma adecuada, debe tener una alimentación correcta y balanceada. Los hábitos se empiezan a formar desde que son pequeños. Proporciona a tu hijo una dieta variada, que incluya en cada comida alimentos de los tres grupos:

I. VERDURAS Y FRUTAS

II. CEREALES

III. LEGUMINOSAS Y ALIMENTOS DE ORIGEN ANIMAL

¿Qué te recomiendo? Hacer de éstos momentos algo agradable de manera que tu pequeño aprenda a comer y a reconocer los alimentos saludables, evita que consuma dulces, no es algo malo; sin embargo, recuerda que todo en exceso es dañino.

  • Prevenir accidentes

Seamos realistas y un alto porcentaje de los accidentes que sufren los niños, algunos de graves consecuencias, suceden en casa. Muchos de ellos ocurren porque no se toman las medidas preventivas para hacer del hogar un lugar seguro, y otros por confiarnos y no darles a los pequeños la atención suficiente.

Los niños aprenden a prevenir riesgos y peligros si se les explica qué puede pasar cuando se hacen ciertas cosas y cómo les pueden afectar.

kids-safety
Photo credit: pagedesign

Más que escuchar un tajante «no lo hagas», es importante que los hagamos comprender las razones por las cuáles deben evitar esas acciones, hablarles sobre las consecuencias.

Por último, ten presente mamita que en la vida de los niños, el periodo entre su nacimiento y los seis años de edad es uno de los más importantes y el que más influye en la forma en que se desarrollan durante la infancia y hasta la adolescencia.

Anuncios

Escrito por

¡Hola! Soy Yara. Comunicóloga y Maestra en en Dirección y Gestión de Instituciones Educativas por profesión, y claro, blogger por diversión, amante de la buena risa, las aventuras, la lectura y el café. Me fascina bailar, y por supuesto, hablo hasta por los codos. Soy mexicana y soy muy creativa. Tengo 24 años y estoy comenzando con este rinconcito diseñado totalmente para ti mamita, te preguntarás ¿Por qué? … Sencillo, desde pequeña el tema de los niños y la maternidad han sido algo fascinante en mi vida, he tenido la fortuna de convivir todo el tiempo con los niños, en el trabajo y en casa, de analizarlos, comprenderlos, escucharlos y conocerlos, y no cabe duda que jamás dejarán de sorprenderme. El amor que tengo por los pequeños y lo mucho que han aportado a mi vida profesional y personal ha sido un parteaguas en mi camino. No soy la mejor maestra del mundo, conozco a alguien que si lo es (mi mamá), tampoco soy la voz de la razón, pero me dedico al sector de la comunicación y la educación y como sabemos, la información es poder. Así que si buscas a alguien que resuelva tus dudas, comparta sus experiencias, alguien que te inspire confianza y que tras su experiencia y conocimiento aborde temas de tu interés, déjame decirte mamita que estás en el lugar adecuado. ¿Me acompañas?

Deja un comentario